EL LENTE PETZVAL: UNA REVOLUCIÓN EN ÓPTICA

Muchos estarán al tanto del nuevo proyecto de Lomography que consiste en traer de vuelta este maravilloso lente del siglo XIX pero adaptado para las cámaras modernas. Si no sabes cuál es la gran gracia que tiene el lente Petzval, entra aquí para leer su historia.

Una publicación de LOMOCHILE.CL

En enero de 1839, la Academia Francesa de Ciencias anunció el proceso de daguerrotipo, el cual se conoció como el primer proceso fotográfico práctico de la historia. Sin embargo, al involucrar una cámara oscura y placas de cobre sensibilizadas a la luz se transformó en un pequeño problema, especialmente cuando se necesitaban hacer retratos que llegaban a tomar unos 30 minutos de exposición. Así fue como se generó una carrera para resolver estos inconvenientes, particularmente en relación a la óptica y la reducción de los tiempos fotográficos. Así es como sale a escena el óptico y creador el microscopio, Charles Chevalier, quien inventó el lente de menisco acromático para la primera cámara de Daguerre. No obstante, aún existían aberraciones cromáticas y la apertura era de f/15 lo que no era tan rápico como necesitaban, considerando que las placas de cobre eran de baja sensibilidad. Un año más tarde del anuncio del daguerrotipo, Chevalier diseñó otro lente que bautizó como el “Photographe a Verre Combine”, el cual se trataba de una combinación de dos lentes acromáticos cementados y mientras logró llegar a una mayor apertura de f/5.6, la nitidez se vio un poco sacrificada.   Mientras tanto, el mismo año, un profesor en Viena llamado  Andreas von Ettinshausen acudió a su amigo Joseph Petzval, un gran matemático-físico, con el asunto del daguerrotipo y le instó a desarrollar otro objetivo fotográfico. Después de seis meses de lucha con completos cómputos matematicos en su laboratorio/taller, Petzval surgió con un diseño para mejorar tanto los tratabjos de retrato y paisaje: el Petzval Portratobjektiv.   El lente Petzval es un objetivo doble acromático que tiene cuatro lentes dividido en tres grupos, casi no tiene distorción y era alrededor de viente veces más rápido que el de Chevalier. Su distancia focal era de 160mm (podríamos decir que un teleobjetivo digno) y una increíble apertura de f/3.6, un stop y medio más rápido que el Photographe a Verre Combine. Los resultados con este lente son icónicos: un centro muy nítido rodeado de viñeteo y una curvatura de campo importante; lo que podría haberse considerado como un defecto, terminaron siendo un plus para retratos ya que guiaba la atención al centro de la fotografía. Este lente se conoció como el primer lente fotográfico de gran rapidez y el primero en ser elaborado sobre cimientos de cálculos científicos; con él, la fotografía de retrato floreció considerablemente y la mayoría de lo que se considera hoy en día como las mejores características para lentes de retrato están basados en la revolución óptica del Petzval de siglo XIX. La nueva lente artística Lomography x Zenit Petzval es una increíble reinvención de la legendaria lente Petzval, concebida en Viena, Austria, en 1840. Es compatible con las cámaras analógicas y digitales con montura Canon EF y Nikon F y ofrece a los fotógrafos y cineastas la oportunidad de disparar fotos y vídeos únicos. Las fotos disparadas con la lente Petzval son reconocibles por su agudeza y nitidez en el centro, fuerte saturación de color, maravilloso efecto bokeh, preciosas viñetas y profundidad de campo. Debido al efecto bokeh tan original que produce, la lente Nueva Petzval es perfecta para fotografía de retrato en la que el sujeto es el centro de atención de la imagen. La Nueva Lente Petzval cuenta con una óptica de cristal de alta calidad y se fabrica en Rusia por Zenit, una empresa con una larga y distinguida historia en el diseño de objetivos. Gracias al apoyo de los más de 3000 colaboradores de Kickstarter, en 2013 fuimos capaces de reinventar la lente Petzval para los fotógrafos y cineastas del siglo XXI. En tan sólo 30 días, la nueva Lente Petzval se convirtió en la campaña de diseño de producto más exitosa en la historia de Kickstarter, y nos sentimos orgullosos y felices de compartir el impresionante renacimiento de una de las mejores lentes de retratos de la historia.

Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre El Modo Bulb

¿Qué es el Modo Bulb?

Una publicación de BLOGDELFOTOGRAFO.COM

Para explicar el modo Bulb empezaremos por el principio. ¿Verdad que te suena algo llamado velocidad de obturación? La velocidad de obturación no es más que la velocidad a la que se abre y cierra el obturador de tu cámara, o lo que es lo mismo, el tiempo que tu sensor está en contacto con la luz que penetra por el objetivo. De velocidades las tenemos más rápidas y más lentas. Cuanto más lenta decimos que es la velocidad, más tiempo permanece abierto el obturador y, consecuentemente, entra más luz. En cambio, cuanto más rápida es la velocidad a la que trabajamos, menos tiempo permanece éste abierto (el obturador se abre y cierra rápidamente), dejando que pase menos luz a través del obturador. Si te gusta trastear con tu cámara, cosa muy recomendable si pretendes llegar a conocerla a fondo, quizá te habrás dado cuenta de que cuando te mueves en las velocidades lentas, llega un momento en que en la cámara aparece la letra B (normalmente cuando llegas más allá de los 30 segundos). La cámara parece decirte algo como si quieres más escógelo tú, yo ya no puedo ofrecerte más  Y es más o menos eso. El modo Bulb es una forma de controlar manualmente las velocidades lentas (allí donde mayor tiempo permanece abierto el obturador). Allí donde la cámara no ofrece más o allí donde los tiempos que ofrece no te convenzan, entra en juego el modo Bulb. ¿Cómo funciona? Básicamente, y como acabamos de comentar, el modo Bulb te permite abrir y cerrar el obturador manualmente, dejando pasar la luz el tiempo que tú le indiques. Puede funcionar de dos formas:

  • Bien aprietas una vez para que se abra el obturador y otra vez para cerrarlo (finalizando así la captura)… o bien te obliga a mantener el obturador apretado manualmente el tiempo que estés exponiendo y finaliza la captura cuando lo sueltas.

Me atrevería a decir que el modo que más abunda es el primero, pero tendrás que hacer la prueba o echarle una ojeada a tu manual de instrucciones. ¿Cuándo utilizarlo? Como ya hemos adelantado, el modo Bulb sirve para controlar manualmente la velocidad. Supongo que te habrás fijado en que cuando el sensor de tu cámara dispone de mucha luz ambiente, el obturador se abre y cierra muy rápidamente y, en cambio, cuando dispone de poca luz ambiente, este se abre y cierra más lentamente. Si estabas usando un trípode no hay problema, si no, seguramente te encuentras ante una imagen movida o trepidada. Si acabas de aterrizar en el mundo fotográfico y aún no te habías fijado en esto, haz la prueba, aunque sea en automático, coge la cámara y sal a la calle o al balcón o un rincón de tu casa plenamente iluminado, verás como el sonido del obturador es veloz. En cambio, si haces la misma prueba en un entorno oscuro, verás cómo el obturador tarda bastante más en cerrarse. Eso es porque intenta compensar la falta de luz teniendo más tiempo el obturador abierto. Y de eso se trata el modo Bulb. De ese tipo de imágenes donde quieres o necesitas trabajar con un buen margen de tiempo porque no dispones de luz suficiente, o porque quieres captar el movimiento durante un amplio espacio de tiempo, o donde simplemente necesitas controlar de forma precisa el momento en que se abre y cierra tu obturador. Fotografía de larga exposición Y eso se traduce, generalmente, en fotografía de larga exposición, que es aquella donde el obturador permanece abierto más tiempo de lo “habitual”. Seguro que has visto un montón de imágenes fascinantes hechas con larga exposición. Quizá hasta ahora no sabías cómo se hacían, o las velocidades de tu cámara se quedaban cortas. Bien, ha llegado el momento de que fotografíes estrellas allí donde antes no veías nada, de que conviertas la noche en día, de que escribas con luz, caces rayos o conviertas el agua en seda. ¿Cómo te quedas?

  • Siempre que trabajes con largas exposiciones necesitarás un trípode para que tus imágenes no queden movidas.
  • Un disparador remoto te será de gran ayuda cuando trabajes con velocidades lentas para que no se mueva el cuerpo de la cámara al apretar el obturador (sostenidamente o dos veces).
  • ISO lo más baja posible: Conservarás calidad de imagen y te permitirá trabajar con velocidades lentas.
  • Busca entornos oscuros. Para trabajar la larga exposición y el modo Bulb, necesitarás buscar escenarios con muy poca luz, ya que mantener abierto el obturador un tiempo largo a plena luz sólo quemaría la imagen (totalmente blanca).
  • Visualiza qué quieres conseguir incluso antes de salir de casa. Los temas que puedes trabajar con larga exposición son muchos, no te limites a ir a la aventura nocturna sin tener ni idea del resultado que quieres obtener. Para fotografiar estrellas necesitarás un entorno y material adecuado y diferente que para fotografiar con la técnica de Lightpainting o para fotografiar una cascada con efecto sedoso.
  • El modo Bulb gasta mucha batería (sobre todo si tienes la cámara trabajando a velocidades muy lentas) no olvides llevarte, por lo menos, una más de repuesto.

Otros usos

Rayos y fuegos artificiales

Sí, como lo oyes. No son momentos en los que quieras exposiciones larguísimas como podrías necesitar para fotografiar un cielo nocturno, pero necesitas controlar con precisión el momento en el que se abre y se cierra el obturador. De la suerte, de la paciencia y de la cabezonería dependen los resultados de ambas imágenes, sobre todo la de rayos, menos común por su dificultad y por el riesgo que entrañan. En cambio, con fuegos artificiales te encontrarás más de una vez y de dos, y generalmente nos regalan unas imágenes muy fotogénicas.

bulb1

bulb2

bulb3

11 Trucos Y Consejos Para Unos Retratos Impresionantes

A continuación te traigo una serie de 11 consejos y trucos que podrás aplicar en tus ejercicios de retrato y que te ayudarán a conseguir notables mejoras.

Una publicación de BLOGDELFOTOGRAFO.COM

retrato

11 trucos y consejos para unos retratos impresionantes

  1. Aunque estés haciendo la foto en el exterior, y de día, hazla con flash. No es necesario que sea uno externo, el propio de la cámara te vale. Notarás una tremenda diferencia en los resultados.
  2. Abre bien el diafragma. Utiliza el modo de prioridad de apertura y reduce el valor f/.. todo lo que puedas. Así el sujeto saldrá bien enfocado y nítido, contrastando con un fondo muy desenfocado.
  3. Cuidado con los días muy soleados. Si el sol está dando fuerte no dejes que tu sujeto se coloque directamente debajo de él, pues eso generalmente ocasiona pequeñas pero fuertes sombras en el cuello y en la cara (sombras de la nariz por ejemplo). Lo mejor es que nuestro sujeto se coloque en un lugar donde el contraste entre sol y sombra no sea tan acentuado.
  4. Para los retratos hechos en casa, prueba colocando a tu sujeto cerca (muy cerca) de alguna fuente de luz exterior natural (una ventana por ejemplo). La luz natural procedente de la ventana llenará su rostro y sus ojos de vida y de expresividad. Eso sí, como venía diciendo en el consejo 3, evita la exposición directa a los rayos de sol.
  5. Durante el encuadre, procura dejar a tu modelo en el lado opuesto al sentido hacia el que tiene dirigida la cabeza. Por ejemplo si tiene la cabeza ligeramente girada hacia la derecha, colócalo a él a la izquierda del encuadre. Se llama la ley de la mirada.
  6. Para fotos de bebés procura tener el flash desactivado. Algunos pediatras comentan que el flash puede ocasionar daños irreparables al ojo del bebé. De todos modos, incluso si eso no fuera cierto, a los bebés no les suele hacer mucha gracia el flash. A menos que quieras que tu pequeño salga llorando en la foto…
  7. Si quieres obtener retratos atractivos y con enganche pídele al sujeto que colabore un poco colocándose en lugares extraños, o llevando ropa poco común para el lugar en el que se encuentra. Por ejemplo: una abuela en una discoteca; un médico con una raqueta de tenis;… El experimento, a parte de divertido, es una buena solución para esos momentos de falta de creatividad.
  8. Para fotografiar siluetas evita, en la medida de los posible, los ajustes automáticos, sobre todo los de exposición, medición de luz, etc. La cámara intentará de manera automática armonizar los contrastes oscureciendo el fondo iluminado y sobreexponiendo el sujeto silueta. Por otro lado seguramente el flash saltará por sí solo, intentando iluminar la silueta. Lo mejor es tomar el control manual para así conseguir todo el contraste que buscamos.
  9. Si le haces a tu sujeto adoptar posturas muy incómodas es muy probable que le saques un retrato con cara de estreñido. Para evitarlo asegúrate de que esté en una posición cómoda.
  10. La inclinación de la cabeza es un truco que la mayoría de los fotógrafos profesionales de retrato utilizan. El truco consiste en hacer que el sujeto incline ligeramente su cabeza hacia un lado. La mujer puede inclinar su cabeza hacia cualquier sentido (siempre sin exagerar) mientras que para el hombre es preferible que la ligera inclinación de la cabeza sea en el sentido opuesto a su hombro más cercano a la cámara.
  11. Un consejo que funciona muy bien a la hora de hacer retratos de grupo es situar las cabezas de los sujetos en diferentes alturas: haz que uno se siente en el sofá, otro en el suelo, otro de pie por detrás, etc.